La ropa del recién nacido: la lista indispensable

La ropa del recién nacido: la lista indispensable

El recién nacido precisa toda un serie de indispensables para cubrir sus necesidades. En materia de ropa de recién nacido, no es preciso que tenga mil prendas, mas sí que es esencial que no le falten las piezas básicas, que son las siguientes:

• Bodis. Los bodis son de las prendas que más se emplean con el bebé, y es esencial tener entre cinco y siete bodis de diferentes tallas. Lo mejor es que tengan corchetes delante y en la entrepierna, para facilitar el cambio de pañal. Asimismo es recomendable contar con de cinco o bien siete camisetas y cinco o bien siete ranitas.

• Pijamas o bien peleles. Es la prenda que más emplearás a lo largo de los primeros meses del bebé. Por esta razón, es esencial que los pijamas y peleles del bebé sean prendas cómodas, simples de poner y de eliminar. Es conveniente tener entre cinco y siete pijamas y unos cinco peleles, en múltiples tallas.

• Gorros. Los bebés acostumbran a perder más calor por la cabeza, con lo que es recomendable que lleven gorro, sobre todo, si hace frío. Lo idea es contar con de un gorrito de lana y otro de algodón.

• Calcetines o bien patucos. El recién nacido todavía no lleva calzado, mas sí que empleará calcetines o bien patucos que le sostengan la temperatura de los pies. Asimismo resulta útil tener unas manoplas.

• Conjuntos de camino. Debes tener ropa de recién nacido para salir a caminar con el bebé, algo que se aconseja hacer a diario si el tiempo acompaña. Para caminar, puedes poner a tu bebé todo lo guapo que desees, mas es recomendable, sobre todo, que vaya cómodo. Para eludir que pase frío, debes contar con de un gabán o bien chubasquero.

• Manta. Un básico realmente útil si se vira aire o bien hace un tanto de fresco, tanto si se está en casa como de camino. De todas y cada una maneras, recuerda que debes tapar al bebé lo preciso, sin obsesionarte por si acaso pasa frío ni abrigándolo en demasía. Puede resultarte útil contar con de una muselina. Un truco para saber si el pequeño pasa frío consiste en tocarle la punta de la nariz: si está fría, es que debes abrigarlo más. En cambio, si le tocas la nuca y suda, puedes quitarle algo de ropa.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *